Walmart también financiará los viajes de sus empleadas para abortar

Se suma así a otras empresas multinacionales como Amazon, que pagan a sus empleados para que asesinen a sus bebes en el vientre.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

La corporación ha anunciado hoy que financiará los viajes para abortar de sus empleadas, utilizando su plan de asistencia sanitaria para subvencionar el viaje de cualquier empleada que tenga que recorrer más de 100 millas para hacerse un aborto que acabe con la vida de un ser humano único.

Según un informe de la cadena de noticias CNBC, los planes de asistencia sanitaria de Walmart cubrirán el aborto «cuando haya riesgo para la salud de la madre, violación o incesto, embarazo ectópico, aborto espontáneo o falta de viabilidad fetal».

Aunque parece que Walmart no cubrirá todas las solicitudes de viajes para abortar, la política es incoherente con la ciencia y la atención médica, ya que el tratamiento de los embarazos ectópicos y el aborto espontáneo no es un aborto y los médicos han confirmado que no hay realmente ninguna razón médica para matar a los bebés en los abortos.

Existe la preocupación de que los empleados puedan alegar que los abortos utilizados como control de la natalidad son médicamente necesarios para justificar que Walmart financie los viajes para abortar, y la empresa no ofreció ninguna información sobre cómo controlaría esas reclamaciones falsas.

«Los empleados y los miembros de sus familias que estén asegurados a través de Walmart también tendrán cubiertos los gastos de viaje, si no pueden acceder a un aborto legal dentro de 100 millas de su ubicación, según el correo electrónico, que fue enviado por la Directora de Personas de Walmart, Donna Morris».

Walmart es el mayor empleador del país, con cerca de 1,6 millones de empleados, y tiene su sede en Arkansas, donde ya han entrado en vigor estrictos límites al aborto.

El mes pasado, el director general de la compañía, Doug McMillon, envió un correo electrónico a todos los empleados diciendo que Walmart estaba «trabajando reflexiva y diligentemente para averiguar el mejor camino a seguir» después de la decisión del Tribunal Supremo. En ese momento, Walmart no dijo qué cambios estaba considerando la empresa.

Anteriormente, el minorista ofrecía una cobertura del aborto más limitada. Según el manual del empleado de la empresa, los cargos por «procedimientos, servicios, medicamentos y suministros relacionados con el aborto o la interrupción del embarazo no están cubiertos, excepto cuando la salud de la madre estuviera en peligro si el feto llegara a término, el feto no pudiera sobrevivir al proceso de parto o la muerte fuera inminente después del nacimiento».

A diferencia de otras empresas, Walmart dará cobertura a todas las opciones, incluidos el parto, la atención prenatal y la adopción. De hecho, Walmart dice que aumentará sus beneficios de financiación de la adopción de 5.000 a 20.000 dólares en 2023.

Las empresas que financian viajes para abortar pueden estar haciendo que las empleadas se sientan presionadas a abortar a sus bebés no nacidos, advirtió esta semana un congresista de Texas.

En cartas enviadas el miércoles a Disney, Warner Bros., Google y Facebook (Meta), el congresista republicano de Texas Michael Cloud preguntó por qué sus empresas han optado por hacer hincapié en el aborto y no en el permiso familiar remunerado para las empleadas desde que el Tribunal Supremo de Estados Unidos anuló el caso Roe v. Wade.

«Me preocupa que las grandes empresas estén presionando a las mujeres para que aborten en lugar de que se tomen un tiempo fuera del trabajo a través del permiso de maternidad. Las mujeres deberían sentirse apoyadas en su decisión de equilibrar su familia con el trabajo. Si estas empresas están explotando a las mujeres con el pretexto del acceso al aborto, entonces tenemos un grave problema».

Empresas de entretenimiento como Walt Disney, Warner Brothers y Netflix y gigantes tecnológicos como Google, Apple, Meta y Microsoft ofrecen ahora a sus empleados dinero para viajar a abortar a sus bebés no nacidos. Otras, como Lyft, Yelp, Dick’s Sporting Goods y las cadenas de supermercados Giant Eagle y Kroger, han declarado recientemente que también empezarán a pagar los gastos de viaje de sus empleadas para abortar.

Algunas de estas empresas ya se enfrentan a denuncias de derechos civiles por la supuesta discriminación de empleadas embarazadas que eligieron la vida para sus bebés no nacidos.

En su carta a Walt Disney Company, Cloud afirma que la empresa emitió un memorando el mismo día en que el Tribunal Supremo dictó sentencia en el caso del aborto Dobbs contra Jackson Women’s Health en el que se decía a las empleadas que pagaría sus gastos de viaje por aborto.

Sin embargo, Disney no mencionó en ninguna parte de ese memorándum la licencia familiar pagada u otro tipo de apoyo a los empleados que eligen la vida para sus bebés no nacidos, dijo Cloud.

Expresó su preocupación por el hecho de que el énfasis en el aborto se añada a la discriminación que ya sufren las mujeres en el lugar de trabajo.

«Las mujeres se han enfrentado históricamente a la discriminación por estar embarazadas debido al número de días que se ausentarán del trabajo por el nacimiento y cuidado de sus hijos. No deberían sentirse coaccionadas a buscar un aborto en lugar de tomarse un tiempo libre para tener a su hijo, especialmente porque las mujeres ya están teniendo menos hijos de los que desean».

El congresista instó a las empresas a que apoyen a las mujeres y a las familias, especialmente en un momento en el que muchas de ellas están luchando contra la alta inflación, la subida vertiginosa de los precios de la gasolina y la escasez de preparados para bebés.

«Es imperativo que las mujeres se sientan apoyadas en su decisión de equilibrar su familia con su trabajo».

La mayoría de las empresas expresan su postura a favor del aborto en términos de «atención sanitaria», alegando que las mujeres necesitan abortar para estar sanas y libres. Pero estas empresas están fomentando y apoyando el asesinato electivo e innecesario de bebés no nacidos en los abortos, cuando podrían estar ayudando a las familias.

Mientras tanto, los defensores de la vida se esfuerzan por proporcionar un apoyo real a las madres y a los bebés en todo Estados Unidos. Junto con la aprobación de la ley de latidos del corazón el año pasado, los legisladores del estado de Texas también aumentaron el apoyo a las madres embarazadas y a los bebés, asegurando que tengan recursos para elegir la vida para sus bebés. Otros defensores de la vida en Estados Unidos también están trabajando para ampliar los servicios de apoyo a las familias que lo necesitan, a través de centros de embarazo, hogares de maternidad e incluso madres embarazadas y que crían a sus hijos en la cárcel.

¿Quieres recibir las noticias de Soy Centinela a tu celular? Únete a nuestro grupo de WhatsApp con el siguiente enlace SoyCentinela
También estamos en Telegram como @SoyCentinela, únete aquí: https://t.me/soycentinela